Honradez se refiere a la cualidad que muestra una persona, tanto en su obrar como en su manera de pensar. La persona honrada es considerada justa, recta e íntegra, en su vivir y en su actuar, respeta por sobre todas las cosas las leyes y normas jurídicas y morales.
La persona honrada se caracteriza fundamentalmente por el manejo de sus actos con absoluta y total sinceridad, con propiedad al obrar, es transparente en sus actos y posee una buena calidad humana.