Es el más noble estimulo del valor militar, representa el respeto hacia uno mismo, el ejercicio de la virtud el deber y la rectitud, indica lo que debemos hacer pero sobre todo lo que debemos evitar.
La base del honor esta en nuestro corazón, como soldados leales, dignos e íntegros inalterables en el cumplimiento de nuestro deber, permite el decoro y la reputación del soldado y su familia.